Política, teoría del reflejo y escena indie Escúchalo en Spotify

Nacho Vegas y sus fantasmas

ENTREVISTA A XOEL LÓPEZ
"Atlántico es mi disco más..."

Fernán del Val y Cristina Aguilar

THE CHINESE BIRDWATCHERS
Lo prometedor del trabajo bien hecho

Jaime Alonso

LOS SONIDOS QUE QUERÍAN SER EXTRAÑOS
Presentación de It's alive!! de Sala...

Lucía Fdz. de Arellano Juan

Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas, Carlos Prieto,

Lengua de Trapo, 2012, 978-84-8381-128-3.

Tras los exitosos libros dedicados a Los Planetas y a Lagartija Nick y Enrique Morente, la colección Cara B se adentra en el intrincado mundo del cantautor asturiano Nacho Vegas analizando su obra Cajas de música difíciles de parar.

El libro, escrito por Carlos Prieto, sigue la línea marcada por sus antecesores: textos bien redactados, ágiles, documentados, que huyen de las hagiografías y dan espacio a voces diversas (el artista, sus músicos, amigos, parejas, periodistas musicales…). Prieto trata de construir un relato complejo y ambicioso: dar cuenta del contexto en el que surge el disco, adentrándose en la situación política española (y asturiana) a comienzos de los dosmiles, describiendo la escena indie en la que Vegas se forma, entrevistando a amigos y músicos de su entorno, y explicando los fantasmas internos del propio Vegas que sobrevuelan la obra. Si bien la intención del autor es encomiable –ninguna obra artística surge en un vacío cultural, histórico o psicológico– el resultado recuerda a las aproximaciones al arte propias de la sociología marxista, aproximaciones que suelen terminar olvidando a la obra que se analiza, dando por hecho que, si conocemos el contexto social que la alumbra, conoceremos la obra.

Estas teorías del reflejo entienden que el arte es un elemento pasivo que evidencia determinados elementos sociales presentes en la producción y creación de la obra. Uno de los efectos de este tipo de teorías es que al final el texto habla de muchas cosas, pero casi ninguna es la música: el disco en sí, sus canciones, su sonido… uno no siente la necesidad de correr a reescuchar el disco a partir de las averiguaciones del autor. Es cierto que Prieto analiza algunos textos de las canciones y, con la ayuda de Vegas y de su entorno, apunta posibles interpretaciones a los mismos, pero se echa de menos tener más información sobre la música, que al fin y al cabo es lo que nos llega al escuchar el disco.

Resulta más interesante el análisis sobre el impacto de Vegas en la escena indie. Para los no versados en la obra de Nacho Vegas hay que apuntar que el asturiano formó parte primero de la banda de noise-pop Eliminator Jr. y luego de Manta Ray, grupo de post-rock. Con este bagaje guitarrero la reconversión de Vegas a cantautor (o más bien songwriter, ya que sus referentes eran más Cohen y Dylan que Sabina o Raimon) fue un shock para una escena volcada con las melodías y estribillos pop en la que muchos grupos tomaban el inglés como lengua. Prieto señala también que el shock fue incluso más profundo a causa de las letras de Vegas: textos intimistas pero explícitos, en los que exorcizaba fantasmas (familia, sexo, drogas). El autor explica esa falta de pudor de Vegas, por otro lado un tipo más bien tímido, a partir de la preocupación del músico por ser sincero en sus canciones, por construir un discurso veraz en su obra. La apuesta de Vegas fue acertada y 10 años después la escena indie está repleta de cantautores.

Desde el punto de vista político, no hay duda de que estamos ante un texto fruto de su tiempo, que desprende mucho pesimismo. Ese pesimismo es el prisma desde el que se analiza la España de Aznar, y a la juventud del período, caracterizada como pasota y hedonista, utilizando tópicos y clichés que ya se utilizaron contra la juventud de la Transición y que generalizan dinámicas que suelen ser más complejas.

En conclusión el libro se sitúa por encima de la media de las publicaciones sobre pop que se realizan en España, aunque al final uno tenga la sensación de saber más de la vida de Vegas que del disco en cuestión.

Fernán del Val

     
     
Persíguenos en Facebook Persíguenos en Twitter Visítanos en Instagram Canal de YouTube Spotify ¡Suscríbete!